En la Escuela Cruz de Calatrava contamos con una pista de trabajo exterior, al aire libre para trabajar con los perros y practicar con los alumnos de los distintos cursos cuando las condiciones climáticas lo permiten, en caso contrario trabajamos en la pista cubierta.

Este espacio es totalmente diáfano y cuenta con una superficie de trabajo de 700 m2 .

Esta compuesta por un suelo de sustrato de arena, para evitar así que los perros se dañe las almohadillas mientras trabajan.

La pista tiene un bebedero automático, es decir, el perro siempre tendrá agua fresca y limpia a su disposición, al igual que en la pista interior.

 

A demás de todo esto, la pista cuenta con todo el material necesario para el correcto aprendizaje tanto de los perros como de los alumnos de la escuela.

  • Vallas
  • Conos
  • Mordedores de yute
  • Bebederos automáticos
  • Reforzadores como pelotas y premios
  • Zona de descanso para el perro
  • Pipetas de olor imantados para trabajar olfato
  • y mucho más...

 

También contamos con una área acotada para la espera de los acompañantes del guía donde puedan sentarse a ver al perro trabajar o relajarse durante el transcurso del adiestramiento.

 

SUBIR